Tema: Qué difícil es                                                                   

Letra y Música:

Héctor Montero

 

Que triste recordar 

ese día en que te fuiste,  

era fatal,                  

yo pegada a la puerta                       

para no dejarte ir                              

y ya tú tan decidido                                         

no te paraste a pensar                                        

que sería de mí                                              

ahora que no estás.  

                                  

Cada día es una lucha                        

desde que tú no estás                               

ya mi madre lo ha hecho todo                 

para poderme encaminar                            

pero qué difícil  es                             

el camino si no estás.

 

He llorado mucho tiempo

comentando a mis amigas                            

la falta que me has hecho                         

desde el día en que te fuiste.

Recuerdo con nostalgia                                

esos paseos en el parque,                      

que días tan bonitos                                

cuando estabas junto a mí.        

                             

Te fuiste de mi lado                                

cuando enferma me encontraba                   

y tu ayuda nunca vino                            

aunque siempre la esperaba                       

a pesar de tu ausencia                            

tengo metas ya logradas,                                 

pero qué difícil es                                  

el camino si no estás.                                  

Te necesito.                                                   

 

Dime, ¿Por qué decías                             

que me amabas?                                   

Que por mí darías todo                               

y ese día te marchabas                  

¿Por qué me acostumbraste                      

al sonido de tus llaves?                          

Y a tu protección.                                 

Vuelve a mí.                                    

Vuelve a mí,                                           

yo quisiera abrazarte                                                   

porque muero este momento

pensando en ti.                 

                     

Vuelve a mí,                                               

que mis días son oscuros,                             

me hace falta tu alegría                               

y tu sonrisa que me hace vivir.  

 

 

Vuelve a mí,                                            

yo quisiera abrazarte                                                 

porque muero este momento

pensando en ti.                                    

Ya mi madre lo ha hecho todo                 

para poderme encaminar                            

pero qué difícil  es                             

el camino si no estás.                             

El camino si no estás,                       

papá.